Cuarzo

Superficie sintética compuestas de hasta un 94% de cuarzo (uno de los minerales más resistentes de la Naturaleza) y de resinas poliméricas y pigmentos de alta calidad, que son compactados bajo condiciones de intensa vibración, vacío y presión, formando placas densas y no-porosas.

Es un aglomerado de piedra compuesto por sílice y  resina. Su alta densidad y nula porosidad resiste las manchas y evita que las bacterias se desarrollen, protegiendo la salud y consiguiendo una limpieza sencilla. Generalmente es utilizado en cubiertas de cocina.

Recomendaciones para su mantención: Si la superficie no tiene restos de grasa importantes, solo será necesario utilizar un trapo seco para eliminar la suciedad. Si hay grasa o manchas persistentes, se puede utilizar un estropajo de plástico y un poco de lavavajillas.

Para limpiar la superficie más a fondo se recomienda un producto limpiador específico para cubiertas de cuarzo. Es mejor no utilizar productos como ceras, sprays o selladores que pueden hacer que, a la larga, la superficie pierda brillo debido al efecto de dichos productos.