Productos

Te ofrecemos una alta variedad de productos.

¿Quieres conocer como se ven estos productos confeccionas en cubiertas, vanitorios y revestimientos? ingresa aquí.

Mármol

Piedra natural compuesta de carbonato de calcio. Extraída de canteras de diferentes partes del mundo, principalmente asiáticas y europeas.

El sólo hecho de ser extraída posteriormente laminada y luego pulida, nos entrega la satisfacción de contar con un producto natural.

Las piedras naturales tienen variación en el color, depósitos minerales, poros, vetas y tendencias de movimientos discrecionales imposibles de evitar.

Lo raya el acero y todo aquel material que tenga igual o mayor dureza, lo que explica que, sometido a un sencillo proceso de abrasión, y sin necesidad de aditivos químicos, este mineral alcanza gran brillo.

Roca metamórfica de textura maciza, formada por rocas calizas o dolomitas, sometidas a altas temperaturas, sufren un proceso de recristalización.

Conocido y destinado a diversos usos desde el período geológico Silúrico, de la era Paleozoica, hace 443 millones de años.

 
 

Granito

Piedra natural compuesta mayormente de sílice. Es recomendado para utilizarlo en baños, pisos, revestimientos y presta un mayor beneficio al ser usado en cubiertas para cocina ya que por su composición química, resiste mejor el alto tráfico de la cocina.

El granito es una roca ígnea compuesta en su mayoría de dos minerales: cuarzo y feldespato.

Es una roca intrusiva, que cristalizó a partir de magma que enfría muy por debajo de la superficie Terrestre.

Su nombre se deriva de la palabra latina ‘granum,’ que significa ‘grano’. 

Las piedras naturales tienen variación en el color, depósitos minerales, poros, vetas y tendencias de movimientos direccionales imposibles de evitar.

 
   

Cuarzo

El cuarzo es el mineral más abundante y frecuente de la corteza terrestre tras el feldespato. Está compuesto por sílice y puede ser transparente, blanco o coloreado. En general, el cuarzo es una fusión de agua y arena convertida en cristales después de milenios; de ahí su fuerza y su cualidad para transmutar y acumular la energía y liberarla en el momento necesario.

Los cristales de cuarzo se formaron tras un lento proceso de miles de años en el interior de la tierra, por efecto de temperaturas altísimas y enormes presiones.

Como curiosidad, es interesante saber que la arena de playa puede llegar a estar compuesta en un 95% de cuarzo. Éstos destacan por su dureza y resistencia a la meteorización de la superficie terrestre.